Espiritualidad Maya de Guatemala

Espiritualidad Maya de Guatemala

Bienvenid@s a este espacio para Crecer

¡En verdad os damos gracias dos y tres veces! Hemos sido creados, se nos ha dado una boca y una cara, hablamos, oímos, pensamos y andamos; sentimos perfectamente y conocemos lo que está lejos y lo que está cerca. Vemos también lo grande y lo pequeño en el cielo y en la tierra. Os damos gracias, pues, por habernos creado, ¡oh Creador y Formador!, por habernos dado el ser, ¡oh abuela nuestra! ¡Oh nuestro abuelo!, dijeron dando las gracias por su creación y formación.

Popol Wuj

Las opiniones vertidas son responsabilidad de los autores.


viernes, 13 de septiembre de 2013

Consejos de Viaje para Recorrer el Camino Maya

Les dejo esta colaboración de Diana Alzate redactora sobre noticias y consejos, que nos da una idea si queremos conocer los grandes ciudades de nuestros antepasados.

consejos utilez para los viajes, para conocer y disfrutar estas maravillas.

¡Saludos!

Equipo de Espiritualidad Maya de Guatemala.




Consejos de Viaje para Recorrer el Camino Maya

La Ruta Maya, el conjunto de destinos arqueológicos e históricos de la civilización maya, no es sólo un recorrido lleno de historia que sobrecoge a los visitantes por su belleza, sino que además supone una forma perfecta de viajar sin dejar de estar en contacto con la naturaleza y con la riqueza biológica de la zona.
La Gran Ruta Maya, que se ubica en Mesoamérica, nombre dado al territorio que habitó esta civilización y que actualmente se ubica entre varios países americanos: México, Belice, Guatemala, Honduras y El Salvador, supone de esta forma una manera perfecta de acceder a la historia de la América pre colonizada y de conocer a los pueblos originarios.

Resulta interesante informarse antes sobre la cultura maya, sus costumbres y qué ha pervivido hasta nuestros días de forma que podamos disfrutar al máximo de nuestro viaje a través del tiempo por estos parajes tan emblemáticos.

Es importante destacar a la hora de realizar la Ruta Maya que existen una serie de consejos prácticos para disfrutar completamente este destino. Un viaje cuya duración y extensión dependerá de varios factores, como el dinero que queramos gastar, o el tiempo del que dispongamos para realizar la ruta, que puede ir desde una semana visitando las ciudades principales hasta períodos mucho más extensos. Para realizar la Gran Ruta Maya debemos tener presente por tanto:


  • Documentación. Antes de viajar a la Gran Ruta Maya es esencial tener en regla la documentación necesaria para moverse entre países, ya sea con pasaporte o visado en función de cada nacionalidad. Cabe destacar aquí que contactar con las embajadas de los diversos países que se visiten en la ruta conseguirá facilitar los trámites y tener un viaje sin incidencias. Es importante además que durante toda la ruta se lleve con uno la documentación personal de cara a evitar problemas con las autoridades de los diferentes países que se atravesarán.

  • Transporte. Si bien es cierto que según que extensión de la Ruta Maya se desee realizar existirá un modo más o menos sencillo de desplazamiento, contemplar el alquiler de una motocicleta o un automóvil, así como apostar por una combinación de transportes privados y públicos, será una buena opción para moverse con soltura y no perder detalle de esta ruta.
  • Planificación. Planificar la ruta que vamos a realizar con antelación no sólo conseguirá que todo el viaje salga sobre ruedas, sino que ayudará a que no nos perdamos algunos de los puntos imprescindibles a visitar, como son: Tikal, Uaxactún, Iximché, Zaculeu, Yaxhá, Quiriguá, Gumarcaj y Mixco Viejo en Guatemala, poblaciones mayas vivas como Chichicastenago; Santiago Atitlán, Sololá; La Joya del Ceren y San Andrés en El Salvador; Copán en Honduras; Chichén Itzá, Tulum, Uxmal, Ek Balam y Mayapán en México; y Xunantunich y Caracol en Belice.

  • Alojamiento. Cabe destacar que dado que para seguir la ruta pueden ser necesarias varias semanas un hotel no es adecuado. Una buena opción es buscar un departamento en arriendo en internet, de modo que siempre haya un campo base al que regresar tras cada etapa. Otra opción mucho más atrevida, sólo adecuada para los más aventureros, es la acampada, una opción más libre y barata para seguir la ruta maya y disfrutar al cien por cien de toda la historia y belleza de la región.
  • Viajes organizados. A pesar de que no resulta necesario contratar los servicios de una agencia de viajes para realizar la Ruta Maya, las agencias son útiles para organizar las visitas y para no tener complicaciones legales o monetarias una vez se está en el destino. Por el contrario, los viajes organizados limitan las visitas a los lugares más emblemáticos, por los que para los más aventureros tal vez no sean a opción más acertada.

  • Salud. Es importante tener presente antes de realizar la Gran Ruta Maya que la vacunación contra enfermedades como la malaria y el paludismo, especialmente a causa de la abundancia de mosquitos en la zona, así como la inclusión en el botiquín de repelentes de insectos, protectores estomacales, y medicamentos básicos, será siempre una buena opción para protegernos en el viaje. Del mismo modo es imprescindible beber siempre agua embotellada o filtrada para evitar enfermedades.

  • Nutrición. Los mejores consejos sobre nutrición e hidratación en el viaje pasan siempre por procurar realizar comidas saludables y ligeras y beber agua embotellada con frecuencia, la mejor forma de disfrutar de la Gran ruta Maya sin sobresaltos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada