Espiritualidad Maya de Guatemala

Espiritualidad Maya de Guatemala

Bienvenid@s a este espacio para Crecer

¡En verdad os damos gracias dos y tres veces! Hemos sido creados, se nos ha dado una boca y una cara, hablamos, oímos, pensamos y andamos; sentimos perfectamente y conocemos lo que está lejos y lo que está cerca. Vemos también lo grande y lo pequeño en el cielo y en la tierra. Os damos gracias, pues, por habernos creado, ¡oh Creador y Formador!, por habernos dado el ser, ¡oh abuela nuestra! ¡Oh nuestro abuelo!, dijeron dando las gracias por su creación y formación.

Popol Wuj

Las opiniones vertidas son responsabilidad de los autores.


miércoles, 9 de mayo de 2012

Criminalización de Barillas

Amigos y amigas:
Como equipo de Espiritualidad Maya no podemos dejar de pasar por alto la problemática que se está dando en Santa Cruz Barillas, departamento de Huehuetenango en al Nor-occidente de la capital en donde  se esta dando una batalla de los campesinos que defienden su derecho legimo de no permitir que en su territorio se realicen mega proyectos están siendo criminalizados por el Estado de Guatemala.

El presidente declaro Estado de sitio (como en tiempos de guerra) y el congreso lo ratifico y lo peor de esto es que se está criminalizando a todo aquel que "con ciega locura sus intereses pretenda dañar". Les reproducimos esta opinión de HAROLDO SHETEMUL en Prensa Libre. Esperamos que sirva para dar a conocer al mundo la postura de defensa hacia los pueblos indígenas que defienden sus recurso.

Equipo de Espiritualidad Maya

A CONTRALUZ


Criminalización de Barillas

HAROLDO SHETEMUL

SANTA CRUZ BARILLAS luce hoy militarizada. Centenares de soldados patrullan la población y otros intensifican los allanamientos en busca de los supuestos sediciosos que cometieron disturbios y penetraron en el destacamento donde agredieron a elementos castrenses y sustrajeron armas. El objetivo oficial es sentar un precedente y evitar que estos desmanes vuelvan a repetirse. Sin embargo, en ese discurso oficial hay una omisión muy grande: las manifestaciones fueron la forma como los campesinos repudiaron la muerte a balazos de Andrés Francisco Miguel, opuesto a la construcción de una hidroeléctrica en el lugar, y las heridas que sufrieron otros dos. No se ha escuchado que el presidente Otto Pérez Molina haya exigido la investigación de este crimen, pero sí ha gastado saliva para criminalizar las protestas populares y para defender los intereses de la compañía que impulsa la represa.

AL PRESIDENTE PARECE que se le olvidaron los buenos modales ensayados tantas veces durante la pasada campaña electoral para identificarse como el general de la paz. Pareciera que ha retornado al discurso castrense del conflicto armado. Según esa visión, los campesinos de Santa Cruz Barillas no pueden pensar por sí mismos, sino que son guiados por desestabilizadores extranjeros, incluso narcotraficantes, quienes les dicen que hacer. Por eso al gobernante no se le ocurrió que tras los incidentes que estallaron el pasado 1 de mayo hay una historia de desencuentros entre la comunidad y la construcción de una hidroeléctrica, y que lo mejor hubiera sido impulsar mecanismos de resolución de conflictos.
ES INNEGABLE QUE las autoridades deben investigar y llevar a los tribunales a los responsables de la destrucción de maquinaria, así como la injustificada agresión que sufrieron elementos del Ejército, pero desde ningún punto de vista se puede entender por qué el presidente Pérez Molina invisibiliza la muerte de un campesino. Ha sido precisamente esa forma en que el Estado desprecia la vida de una humilde persona lo que encendió la ira de los pobladores, quienes se dirigieron al destacamento militar para reclamar por qué no hacían algo para detener a los homicidas, supuestamente agentes de seguridad de la empresa española. Ocho días después de haberse impuesto el estado de Sitio en Barillas, no hay un solo capturado por ese crimen y tampoco parece importarle a las autoridades.
DESDE EL 2007, LA MAYORÍA de habitantes de Santa Cruz Barillas se pronunció contra la hidroeléctrica, en defensa de sus recursos naturales. Esa decisión no valió para nada, ya que la compañía Econer-Hidralia ha comprado terrenos y ha iniciado la construcción de la represa, lo cual ha generado persistentes enfrentamientos con los vecinos. El Estado nunca se hizo presente para resolver ese diferendo que ahora ha enlutado a la población y la mantiene en shock. El Estado solo acudió cuando la situación se caldeó, y en defensa de intereses foráneos. Esa visión maniqueísta de los conflictos rurales parece persistir y podría generar situaciones impredecibles por falta de una prudente política de resolución de conflictos.
Tomado de: 

direcciones para consultar en orden cronológico para entender lo que está pasando:
2 de mayo
3 de mayo:
4 de mayo
5 de mayo
8 de mayo
9 de mayo

Página de Santa Cruz Barillas
Carta abierta al Presidente de la República solicitando la anulación del Estado de sitio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada